top of page

LAS MUJERES FACTURAN, pero ¿DECLARAN?

Actualizado: 11 mar

El mundo y la civilización como la conocemos cambia constantemente. Día tras día, la lucha por los derechos de las mujeres, de a poco, deja de serlo y se transforma en igualdad social.


Si bien existe aún una enorme brecha que separa los ideales feministas y la realidad actual, el avance en pro de lograrlo es significativo y vale la pena tomarse el tiempo para meditarlo, analizarlo, reconocerlo y agradecerlo, pues como bien sabemos, no siempre ha sido así. 


En épocas antiguas, las mujeres, eran con mayor frecuencia, sujetos pasivos en relación a los impuestos, que los hombres. En la antigua roma, por ejemplo, las mujeres debían pagar un impuesto especial si eran solteras o viudas, por lo que solo se libraban de dicha carga al contraer matrimonio. 


Sin embargo, existen hitos importantes en pro de la igualdad de género que vale la pena recordar. Como lo ocurrido en la Francia post revolucionaria, cuando se publicó la ampliamente conocida “declaración de los derechos del hombre y del ciudadano” en el año 1789 y dos años más tarde, la escritora Olympe de Gouges, publicó la “declaración de los derechos de la mujer y la ciudadana”, colocando sobre la palestra público-política la necesidad de discutir los derechos de las mujeres y su participación en asuntos sociales. 


A lo largo de la historia, la participación de las mujeres en la sociedad ha sido limitada y relegada a un segundo plano, tanto en el ámbito social como económico y político. Ello a pesar de que, en líneas generales, las mujeres tienden a tener un mayor grado de responsabilidad que los hombres, lo cual se refleja en la mejor administración de recursos ante la compleja obtención de los mismos.


Hoy en día, aún existe una enorme brecha salarial en relación de género, pero también una enorme brecha fiscal que merece la pena ser analizada.


Un estudio del Banco Mundial, publicado en 2018, encontró que la tasa de evasión fiscal entre los hombres es del 20%, mientras que la tasa de evasión fiscal entre las mujeres es del 10%. 


Según un estudio del Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT), publicado en el año 2020, encontró que los hombres evaden más impuestos que las mujeres en todos los países de América Latina. 


Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) de México, en el año 2022, encontró que los hombres evaden más impuestos que las mujeres en todos los niveles de ingresos. 


Tomando en cuenta los estudios citados, podemos afirmar que la mujer juega un papel fundamental en la economía latinoamericana, no solo como sostén de la familia, sino también como contribuyente responsable.


Si bien los hombres aún tienen mayores ingresos en promedio, las mujeres están cerrando la brecha salarial y aumentando su participación en la fuerza laboral.


Además, las mujeres tienen una menor tasa de evasión fiscal que los hombres, lo que significa que están pagando su parte justa de impuestos y contribuyendo al desarrollo de la región.


Las mujeres facturan, pero ¡También declaran!


* En conmemoración del día internacional de la mujer 8 de marzo 2024.


Oscar A. Chile V.

Abogado y Notario.



285 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page