• Lic. Oscar Chile Monroy

¿PARA QUE SE TRABAJA?

Actualizado: 12 feb

Este cuestionamiento es sumamente importante, profundo e impactante. Aplica para empleados, profesionales independientes, empresarios y demás actividades.

Si, sin previo aviso se le preguntara: ¿Cuál es su objetivo de estar trabajando? seguramente no tiene la respuesta inmediata. Eso pasa porque no se tiene un propósito definido y por ello es que la mayoría se gasta todos sus ingresos, porque sólo piensa en el momento y no tiene visión a largo plazo. Lo que gana pasa a manos de negocios como venta de comida, ropa, accesorios, etc. Lo lamentable es que la mayoría de veces no son compras necesarias. Al proceder así, sucede que se trabaja para los demás y no para sí mismo.

Lo peor del caso es que para esas adquisiciones innecesarias se contraen deudas, provocando así más gastos como lo son los intereses y recargos.

Con ese comportamiento al cabo de cierto tiempo, por ejemplo 5, 10 o más años de trabajo, en lugar de tener un capital o una situación financiera favorable, se enfrenta a una situación económica complicada.

El profesional que trabaja en forma independiente, que se gasta todo lo que percibe, es porque no tiene la visión de crecimiento de sus servicios, no tiene visión a largo plazo, situación que lo coloca en riesgo, porque en las épocas de vacas flacas tendrá consecuencias económicas complicadas y puede hasta llegar a cerrar su oficina.

El empresario que se gasta toda la ganancia que genera su negocio, sólo está viendo el momento y no el futuro, por tal proceder varios comercios después de algunos años de estar produciendo terminan en quiebra. Por no tener visión a largo plazo, no se reinvierte en la empresa. Por mi profesión y como emprendedor, he visto varios casos de cierre de negocios. El más impactante fue el de una empresa con más de 25 años de servicio, era muy reconocida, cuyo socio se dedicó a gastar sin medida, drenó las finanzas de la empresa, solicitó préstamo bancario, siguió gastando a manos llenas hasta llegar a un punto de asfixia financiera. La empresa quebró, le embargaron todo, llegando al extremo de perder hasta su casa y lo penoso fue que terminó pidiendo posada donde vivir.

No hay respuesta específica a la pregunta ¿Para qué se trabaja?, el o los propósitos deben nacer desde lo más profundo de cada uno y a manera de ejemplo puede ser: Comprar una casa, formar capital para instalar un negocio, etc.

Vale la pena hacernos esa pregunta y nosotros mismos establecer nuestro propósito y una vez definido, ahorrar y trabajar intensamente en ello. Una recomendación: No es necesario dejar de trabajar para iniciar un negocio, el cual para empezar se puede dedicar a ello fuera del horario laboral, fines de semana, días de asueto, etc. Si la situación se lo permite, contrate a alguien para que ejecute las labores.

En el caso de los empresarios, es recomendable ver alrededor como están procediendo otros y es que cuando la empresa ya está en marcha y produciendo, constituyen otro negocio con actividad similar, diferente nombre y así hasta convertirse en grupos fuertes. Eso es visión a largo plazo, visión de crecimiento y se logra con adecuado manejo financiero.

Para empezar no hay que esperar hasta que todo esté bien. Con enfoque y planificación, se debe iniciar desde ya. Lo importante es persistir, persistir, persistir y saber que los resultados no serán inmediatos, sino que a mediano y largo plazo.

Si usted hubiera iniciado con alguna actividad adicional a su trabajo u oficina desde hace años atrás, seguramente hoy estaría en una posición diferente.

Sinceramente espero disfruten de esta lectura, aplicarlo y compartirlo para ayudar a más personas y recordar que lo imposible sólo está en la mente. Con justa razón, el libro de la vida, la Biblia, sentencia: “(...) transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento (,,,)”


Invitamos a suscribirse gratis a nuestro canal en YouTube:

https://www.youtube.com/c/OscarChileMonroy


634 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo